EL GOBIERNO MIENTE: NO EXISTE INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURA ESCOLAR

El lunes 06 de mayo el Ministerio de Educación, a propósito del inicio del año lectivo 2024-2025 en el régimen Costa – Galápagos, informó que ha destinado USD 16 millones para el mantenimiento de infraestructura de 221 planteles; además que asignó cerca de USD 8 millones adicionales para 58 instituciones educativas. Sin embargo, con el pasar de los días la realidad permite evidenciar el crítico estado de varios planteles educativos los cuales han suspendido sus actividades presenciales para pasar a modalidad virtual por las condiciones en su infraestructura; inundaciones o cortes de energía eléctrica.

Denunciamos que la inversión del Gobierno en mantenimiento e infraestructura es pura ficción pues del total de 7.414 instituciones educativas fiscales en el régimen costa: 827 planteles están en buen estado; 5.411 en estado regular (requieren reparación del 10% al 50%); 1.090 instituciones se encuentran en mal estado (requieren una reparación de más del 50%); 86 instituciones en deterioro completo. Lo más preocupante es que los USD 8 millones anunciados en la propaganda y discurso oficial del régimen en el inicio de actividades escolares, no existen ya que se trata de recursos pendientes por asignar a mantenimiento escolar y serían USD 7 millones destinados a atender apenas 58 planteles de los 7.414 que existen en el régimen Costa.

De igual manera, las 221 instituciones educativas de las cuales el Gobierno tanto habla son de carácter nacional, realidad que se vuelve más crítica, pues meses atrás mediante documento: Escenario del Fenómeno del Niño – Sistema Educativo se señaló que más de 4 mil planteles se encontraban amenazados por las malas condiciones en su infraestructura. Además, las intervenciones realizadas a infraestructura escolar corresponden a intervenciones menores y corresponden al año lectivo 2023-2024, no es gestión del actual régimen.

Está claro que no existe inversión actual ejecutada para la reparación y mantenimiento de planteles educativos, reconstrucción de cerramientos, cambio de cubiertas, ventilación de los espacios educativos, nuevo mobiliario escolar, rehabilitación de los sistemas hidrosanitarios y eléctricos; tampoco existe inversión para la reapertura de escuelas o colegios, mucho menos para la construcción de nuevos planteles. No podemos olvidar que, en la actual Proforma General del Estado, Daniel Noboa recortó USD 39 millones a inversión educativa. Desde la Unión Nacional de Educadores demandamos e insistimos en declarar en Emergencia a la Educación Pública con el fin de destinar recursos y priorizar políticas públicas que permitan enfrentar la actual problemática.

Fuente: (Comparecencia Ministerio de Educación, sesión 33 de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional).

Comité Ejecutivo Nacional – UNE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X